Microsoft y el Ministerio de Educación siguen bloqueando el software libre

Microsoft y el Ministerio de Educación siguen bloqueando el software libre

Microsoft_col_logoMicrosoft y el Ministerio de Educación del Gobierno de España han llegado a un acuerdo enmarcado en el plan Escuela 2.0 que potencia la implantación de material informático en los centros de enseñanza del país.

La empresa dotará de su última tecnología inicialmente a dos comunidades autónomas, en una primera oleada de beneficiarios que se calcula cercana a los 4000 alumnos, y en vistas que se ofrezca el mismo trato a otras comunidades que se sumen al plan Escuela 2.0. El principal atractivo es que el coste del material de Microsoft es pagado por el Gobierno a un precio muy por debajo de lo que suele ser habitual.

El plan Escuela 2.0 supone muchas mejoras en las escuelas y estudiantes españoles, además de profesorado entre otros aspectos y sectores sociales, y sobra decir que el gigante de Redmon está encantado de formar parte de este acuerdo, porque se trata de una excelente vía de promoción y beneficio -aunque menos- de sus productos. Claro que públicamente eso no lo dicen. Y es precisamente en este punto donde hay algo que no encaja.

Aunque se intente vender lo contrario, España sigue inmersa en la crisis económica mundial. Y nuestro país tiene fama y reconocimiento mundial de ser uno de los mayores implementadores de software libre no sólo en muchas escuelas, sino incluso a nivel administrativo autonomico. No deja de sorprender que el organismo que debería fomentar el ahorro y la libertad de elección de ciertos aspectos tecnológicos esté introduciendo productos de una empresa privada, cuando la oferta gratuíta de software libre es inmensa. Pero cuidado, porque la jugada es muy buena, ya que si el Gobierno paga a Microsoft para que se use su software, los alumnos sólo usaran dicho software. ¿Los niños de hoy usuarios de Windows de mañana? Puede que no sea tan sencillo.

Afortunadamente, los estudiantes de hoy aprende muy rápido, y pronto tendrán la capacidad de decidir que es lo mejor para ellos, aunque el gobierno venda indirectamente lo contrario.

Read next: POLL: The Tech World Believes Arrington's Story

Shh. Here's some distraction

Comments