Internautas_ley_gobiernoEn las últimas horas se han reunido representantes de los internautas españoles y a miembros del Ministerio de Cultura, con la Ministra Angeles Gonzalez-Sinde a la cabeza, para intentar establecer líneas de diálogo en relación a los últimos movimientos de la administración en asuntos de regulación de internet en España.

La sensación de este primer encuentro es de fracaso absoluto, y las cosas estan mucho peor que antes, una vez se ha conocido la letra pequeña de la Ley, y sobretodo, su proceso. La postura del Gobierno parece ser muy clara: no negociar, imponer la Ley a la fuerza, a pesar de no respetar leyes y derechos fundamentales, pisotear a empresas y usuarios, y colocar a España muy por detrás de otros países, cuando ahora mismo ya se encuentra alejada de las primeras posiciones.

Enrique Dans, Julio Alonso, Ignacio Escolar o Jesús Encinar (al cual agradecemos que nos haya permitido subir la imagen que ilustra este artículo) són internautas que tienen más o menos peso en la red española, y que se han reunido esta mañana con representantes del Gobierno; la Ministra en persona solamente ha estado unos minutos en el encuentro. La reunión ha podido seguirse mediante Twitter a traves del cual algunos de los asistentes iban contando lo que sucedía. Efectivamente, es la primera vez que el Gobierno español recibe a un grupo que intenta representar los intereses de la mayoría de internautas, y ha sido la primera vez que todo el mundo podía conocer lo que se estaba cocinando en la reunión con los de arriba, antes incluso que los medios de comunicación convencionales, que esperaban en el pasillo.

El Gobierno no tiene intención de dar su brazo a torcer, e impulsará la Ley tal y como está planteada. De poco han servido los avisos de los internautas de abandonar la reunión a falta de una postura negociadora, llegando hasta el punto de que el Gobierno ha comunicado la creación de un gran portal de contenidos. Lo primero que ha venido a la mente en general es simple: un gran y único portal de pago de forma que no se podría acceder a gran parte de la internet actual, al más puro estilo de las reestricciones que ya existen en otros países.

¿Cómo van a hacer eso? Ignacio Escolar lo ha explicado de una forma muy entendible. La Comisión se encargará de solicitar el cierre de una web que se considere que vulnera los derechos de autor. Lo que se hará es solicitarlo directamente al proveedor de hosting o empresa que aloje el sitio para que la desconecte de la red. Si la pagina se encuentra alojada fuera de España, se obligará a las operadoras de servicios de ADSL a que bloqueen el acceso a dicha página. Resumiendo: un gran firewall que no permita el acceso a paginas que una comisión sin potestad de aplicar la Ley decida que vulnera los derechos de autor, sumado a un procedimiento para cerrar paginas web sin orden judicial, tal y como ocurre en China o Cuba, por ejemplo.

Una vez se ha desvelado la letra pequeña de la Ley, el desanimo y desconcierto es mucho más pesimista que en las últimas horas. Mientras algunos presentes en la reunión ya han anunciado su intención de abandonar la vía del diálogo, en la red española se están organizando manifestaciones para los próximos días.

¿El siguiente paso, si no hay cambios? La Ley se debería anular por ser inconstitucional, en el supuesto que pase el proceso del Congreso y el Senado, cosa que es, teóricamente, muy poco probable.